El Caldero de Sol

El Caldero de Sol

miércoles, octubre 23, 2013

LLAVES, PARA QUE SIRVEN

 

Las llaves siempre se han usado en todo tipo de magia desde la antiguedad, se las asocia a la apertura de puertas, de caminos, de cajas, etc... pues es para lo que se usan. Pues en la magia se usan para abir tambien. Pero no debemos olvidar que cierran y trancan puertas y candados para los intrusos.

He encontrado un montoncito de creencias dentro de la magia, y definitivamente si funciona trabajar con llaves hasta para abrir las puertas a otros mundos. 

Siempre he encontrado llaves a lo largo de mi vida, hasta llaveros completos cuando trabajaba en el aeropuerto. Y muchos de ellos los tengo en casa ya que nadie los ha reclamado cuando los dejaba en la oficina de reclamos.

  • Poseer un manojo de llaves tiene un significado esotérico muy fuerte, ya que aseguran que con él se abren todas las puertas y los caminos hacia la felicidad. Esta costumbre que es muy antigua, aún hoy no se ha perdido, son muchas las personas que recogen hasta las llaves que encuentran en la calle como amuletos y talismanes de poder.
  • Tener dificultades cuando hacemos girar una llave en la cerradura, significa que tendremos obstáculos para lograr hacer realidad nuestros deseos.
  • Cuando la llave está rota o se nos pierde, nos está indicando que tendremos disgustos.
  • Para revertir estos malos augurios, tenemos que curar las llaves insertándolas en agua con sal gruesa, dejándolas toda una noche en ella, al día siguiente, retirarlas y lavarlas con agua del grifo.
Por cábala: se dice que cuando se posee llaves viejas, no deben tirarse a la basura, para no atraer desgracias. En cambio si las encontramos en nuestro camino es una señal de buena suerte. Poseer un gran manojo de llaves, simboliza la la adquisición de bienes materiales.

Las llaves también se utilizan para tener influencia sobre los demás y así lograr una mejor posición en el trabajo o equilibrar la convivencia diaria con padres, esposos y los hijos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario