El Caldero de Sol

El Caldero de Sol

domingo, enero 05, 2014

CREANDO EL CORAZON SAGRADO

En su libro "Los hogares del país irlandés" , Kevin Danaher habla sobre cómo el corazón abierto del fuego central, la chimenea y su tradición sigue siendo parte de la conciencia irlandesa, incluso cuando se trata de una cosa del pasado : nos sentamos frente a la chimenea, incluso en salones suburbanos , cuando la noche de verano es demasiado caliente para una fogata. Una persona equivocada que giró su silla y se sentó de espaldas a la chimenea, incluso cuando está vacía fue considerada como un perdedor prematuro o por no ser todo lo que en si es como persona. Entonces, ¿dónde ahora es su hogar sagrado?¿De dónde viene, junto con su familia o amigos , no necesariamente para participar en alguna actividad o para celebrar una reunión , pero para pasar el tiempo juntos en la noche ?  

Para muchos de nosotros en el trabajo impulsado por la sociedad de hoy en día esto puede ser difícil de imaginar fuera de la Navidad o cualquier otra ocasión especial. 
 Con transporte moderno y la iluminación artificial , podemos continuar el trabajo o las vacaciones lejos de nuestra casa sin pensar en los ciclos del sol y la luna . Las noches cuando no relajamos en casa tienen más probabilidades de ser perdidas en frente del resplandor electrónico de la televisión, la cual, a diferencia del fuego del hogar , nos aleja de la convivencia de nuestras vidas entre los propios residentes de la casa.

No solo en Irlanda sino que en todas partes del mundo la vida moderna, el confort moderno en vez de unir a los seres de las casas los distancia cada vez mas. 
Entonces como es posible que en nuestra propia casa tengamos nuestro Corazon Sagrado, nuestro pedacito de Fuego Sagrado, el que da cobijo, el que da vida y union familiar, aquel en el cual los ancestros se reunian a su alrededor a conversar, a comer, a contar historias o las labores diurnas?

Si usted tiene una chimenea, o un lugar en su casa donde quemar lena o una estufa de esas de gas imitando a las de lena tiene suerte pues esta en la mitad del camino de lograr un Corazon Sagrado en su casa.
El proximo paso es solo establecer su Corazon Sagrado como el reunion familiar y si tiene ninios esto es muy facil cuando ellos son pequenos, tal como lo hacian mis abuelos en la chimenea de la casa antes de servir la mesa para cenar todos juntos. 
Nos sentabamos frente a la chimenea a conversar a jugar barajas, o a comer una picadita antes de la cena. 
Nos ensenaba a convivir y a vivir la vida natural de los ciclos del sol y la luna. Era algo maravilloso que hasta el dia de hoy lo trato de revivir con mi familia pues no tengo chimenea en mi casa. Pero tengo un gran jardin donde tenemos nuestro Corazon Sagrado en las noches de verano. 

Las conversaciones es lo mas comun, pues el fuego invita a eso, a contarnos todo o a recordan buenas anecdotas, a jugar ya sea domino, barajas, juegos de mesa, en fin un sin fin de cosas.

 
involucrar a los niños de más edad para hacer el fuego.
en la forma ritual celta, hacer un círculo de leña que va de izquierda a derecha en múltiplos de tres. como usted coloca las piezas, recita el siguiente.




Yo (o nosotros) ponemos esta madera en el nombre del Sagrado Tres
dador de la vida
portador de la paz
dador de la gracia


Otra de las cosas que se pueden hacer es que cuando el fuego se esta apagando suavemente o cuando uno apaga el gas en ese momento se puede decir:

mientras el fuego de nuestro corazon 
se mantiene encendido
y nos mantiene protegidos 
y calientes toda la noche

Ahora bien si no tenemos chimeneas ni ninguna clase de fuego en casa, podemos usar una vela con tres pabilos, es decir: triple. 
La colocamos en la mesa de centro de la sala, y si desea puede alter el color de la vela segun la estacion del anio. 
Por ejemplo:   invierno, roja
                       primavera, blanca
                       verano, verde
                       otono, dorada
y puede hacer la misma invocacion al prenderla y apagarla, la que esta aqui arriba escrita.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario