El Caldero de Sol

El Caldero de Sol

jueves, octubre 22, 2015

OSTARA (2)





Marzo es el segundo mes de la Primavera, de acuerdo con el calendario celta.

La llama de Brigit está creciendo en fuerza, y alrededor de 21 de marzo la luz del día es al fin igual a las horas de oscuridad. El Equinoccio de Primavera ha llegado.


En Gales esta vez marcó el final de la gwylad amser (ahm-Sair-goo-uh-lahd), el período de invierno bajo techo que se inició alrededor del Equinoccio de Otoño. En algunos lugares, las familias celebran un ritual de cierre, ya que la camarera ceremoniosamente devuelve a su ama la vela que había encendido sus noches de invierno. Por eso dije anteriormente que eran 20 sacerdotizas las que cuidaban la llama de Brigit pues la numero 20 viene a ser la camarera. Su ama es Brigit.

A partir de ahora la familia iría a la cama apenas comienza a oscurecer y se levantan al romper el día.

En el Valle Gwaun en Dyfed, una vela de madera se puso en el lugar de la vela de cera sobre la mesa como un recordatorio de que ya no era necesario en la hora de cenar.

Esta forma de hacer las cosas y de decirlo en el momento de cambiar la vela en el día del Santo David, 12 de Marzo, se creo la rima:

Nos Wyl Ddewi fe gaiff Ben
Fwyta'i swper wrth ganwyll bren.

Eva y Ben en San David deberán
Comer su cena con una vela de madera.




En la mayor parte de las Islas Británicas e Irlanda los días mas largos y un clima más cálido significa que ya era tiempo de arar y sembrar.


Los cultivos básicos son generalmente la avena, la cebada, el centeno, y desde el siglo XVII en adelante, patatas. Hasta los tiempos modernos en Irlanda toda la familia se reunia en uno de los campos para el ritual de "Dar vuelta el césped", acompañados de oraciones.




Ahora el arado podría comenzar, preferiblemente en el día de suerte de Viernes o, lo mejor de todo, el Viernes Santo.

El labrador conduce a sus caballos hacia la direccion por donde sale el Sol , para invocar la bendición del Sol en su trabajo.

Cuando El unció y apareo a sus caballos, se aseguró de que sus cabezas se enfrentaran al Sur.

El sembrador comenzó su trabajo con las solemnes palabras: "En el nombre de Dios", y su primer trabajo fue dar a los caballos un puñado de semillas de su bolsa y tirar un puñado de tierra sobre sus nalgas.
Mezclado con las semillas eran las cenizas del fuego del hogar o, mejor aún, las cenizas de la fogata de verano, para la protección y la suerte del fuego sagrado.




En Escocia, el agricultor prepara la semilla tres días antes de la época de siembra por aspersión con agua en el nombre del Sagrado Tres mientras caminaba alrededor de él como las agujas del reloj, y al sembrar la primera semilla consagrada, entonaba la invocación:

Voy a ir a sembrar la semilla
en el nombre de Aquel que nos dio el crecimiento
voy a poner mi frente en el viento
y lanzar un puñado de gracia hacia lo alto
cada semilla echará raíces en la tierra
como el Rey de los Elementos lo ha deseado ...




PREPARANDO EL TERRENO




Una semilla permanecerá para siempre latente hasta que se plante en la tierra que ha sido bien preparada para ella.

¿Qué bases necesitas tener antes de poder dar expresión a tu alma?
Así como el arado puede encontrar el suelo pedregoso o duro, podemos hacer que todo tipo de cosas que se interponen en el camino cambien. Echa un vistazo a cualquier resistencia que puedas tener para trabajar hacia tus metas más importantes.
En el mundo moderno nos bombardean continuamente con los estímulos que distraen.

Los surcos rectos, ordenados de un campo arado nos recuerdan la necesidad de centrarnos en nuestros propios projectos. Mira de que manera puedes crear espacio y tiempo para cultivar tu alma y realizar tus metas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario