El Caldero de Sol

El Caldero de Sol

martes, febrero 02, 2016

CUANDO PLANTAR CON EL CALENDARIO



INFLUENCIA LUNAR EN LOS CULTIVOS Y CONSEJOS.

La influencia de las fases lunares en la agricultura (podas, siembra, recolección, etc.) es un fenómeno indiscutible.

HORTICULTURA

Luna llena : Es el período más propicio para cosechar, sacar el estiércol de los corrales, Remover el compost, cortar caña, o sembrar plantas de fruto.

Luna menguante : No sólo es el mejor momento para continuar las actividades iniciadas en luna llena, sino que también es el momento más propicio para sembrar raíces y tubérculos, como rábanos, remolachas o patatas.

Luna nueva : No es una etapa muy propicia para actividades que no sean el desherbado de adventicias.

Luna creciente : Es la responsable de la estimulación de las plantas de gran crecimiento vegetativo, resulta el mejor momento para sembrar todas las plantas que crecen en altura y dan frutos, como... tomates, guisantes, judías... Como regla general, es recomendable realizar la siembra de todas las plantas en luna creciente, (preferentemente dos o tres días antes de luna llena) a excepción de aquellas que puedan subir a flor prematuramente, como es el caso de las lechugas, que deberán sembrarse en fase de luna menguante.

En vísperas de cualquier solsticio, ya sea el de verano (21 ó 22 de junio) o el de invierno (21 ó 22 de diciembre), las especies que se planten van a resultar muy sensibles a la subida a flor.

FRUTICULTURA

Toda operación que se realice en luna nueva o en cuarto creciente, producirá un mayor desarrollo vegetativo, dando lugar a un retraso en la producción de la fruta.

Las labores que se realicen en luna llena o en cuarto menguante, favorecerán la producción frutal, favoreciendo un menor desarrollo vegetativo.

En lo que se refiere a las podas, si el árbol es pequeño o nos interesa que se desarrolle vegetativamente, lo mejor es podarlo en luna nueva o en cuarto creciente.

Si por el contrario lo que buscamos es un freno a su vigor, o bien una pronta entrada en producción, lo más recomendable es podarlo en luna llena o en cuarto menguante.

OLIVOS

Los esquejes de los nuevos olivos deberán plantarse en cuarto creciente, pero habrá que tener en cuenta que éstos habrán de obtenerse de árboles vigorosos y sanos en época de luna llena.

Si se busca lograr una gran producción de olivas, habrá que realizar la poda en cuarto menguante. Si se busca mejor aceite la cosecha se realizará en luna llena o cuarto menguante.

RECOLECCIÓN DE FORRAJES

Si cosechamos en verde para alimento inmediato del ganado, lo mejor es cortarlo en luna llena, puesto que en esta fase las plantas están en su máximo poder nutritivo.

TALA DE ÁRBOLES

Si se quiere tener madera sana y resistente durante años, habrá que cortar los árboles de hoja caduca en luna llena o cuarto menguante.

La leña para el fuego habrá que cortarla en cuarto creciente, puesto que es cuando está más seca. La leña cortada en luna nueva quema mal.

Los árboles de hoja perenne se aconseja talarlos en luna nueva o cuarto menguante.

Las cañas hay que cortarlas en luna llena o cuarto menguante, para evitar que se rompan con facilidad.

INJERTOS

Es preferible efectuarlos en luna ascendente. El injerto de aguja se realiza a finales de invierno cuando la savia empieza a subir y se asoman los primeros brotes. El injerto de escudo se practica en el mes de agosto cuando sube la savia en luna ascendente habiendo regado unos 15 días antes las plantas que vas a injertar con el fin de que empujen la savia.

Los injertos de rosales se realizan de escudete y se pueden practicar todos los meses del año en luna ascendente y lo más abajo posible al límite entre la parte blanca y la parte verde a fin de evitar la formación de chupones.

ESTIÉRCOL

Siempre se removerá en luna llena o en cuarto menguante para conseguir que quede con una textura mantecosa, desmenuzado, húmedo e incluso con un olor “agradable”.

ESQUEJES

Es aconsejable cortarlos el último día de la luna ascendente y ponerlos en tierra el primer día de la luna descendente. Los esquejes se cortan preferiblemente en otoño, entre 10 y 15 cm sobre la madera del año.

Podemos aumentar la actividad hormonal se juntan en manojos de unos 12 brotes cogidos por un elástico y se guardan un día dentro de una bolsa de plástico en la parte inferior de la nevera. Al inicio de la luna descendente se enterrarán inclinados dejando sobresalir un poco menos de la mitad. Luego en la primavera se retiran cuando tienen las primeras hojas y se plantas en la luna descendente.

AGRICULTURA, HORTICULTURA Y JARDINERÍA

Los trabajos del campo, tales como labrar, plantar, trasplantar, abonar, etc., suelen ser más efectivos si los realizamos en luna descentende.

Si la labor que deseamos realizar es la de limpieza de malas hierbas lo haremos mejor a partir de la luna llena, es decir cuando la luna empiece a menguar preferiblemente a partir de la media luna menguante. Así mismo si se desea labrar y evitar la germinación de hierbas será preferible realizar tal labor en las noches sin luna, ya que la luz desencadena el proceso de germinación.

Sembrar y plantar: además de las lunas apropiadas debemos tener en cuenta que es preferible sembrar por la mañana y plantar por la tarde. Para que entendamos bien los conceptos sembrar y plantar diremos que por ejemplo las patatas, rabanitos, zanahorias, etc., se siembran mientras que los árboles frutales, los planteles diversos, etc. se plantan.

Para escardar en tiempo húmedo la tierra a mano con azada: en luna menguante y por la mañana. Para escardar en tiempo seco la tierra a mano con azada: en luna creciente y por la tarde.

Cuando deseemos abonar la tierra con abonos minerales mejor efectuarlos en luna menguante y por las mañanas. Si añadimos estiércol de vaca lo haremos en luna menguante.

Las estacas las cortaremos preferiblemente en luna nueva para que nos duren más clavándolos en tierra quemando previamente la punta.

Si deseamos un buen heno es preferible segarlo en luna creciente pero si deseamos que vuelva a crecer fuerte después de segar lo haremos entonces en luna creciente y luna ascendente.

Para el maíz y el girasol sembrar preferentemente en luna menguante y a ser posible ascendente y cosechar en luna ascendente, las fresas trasplantarlas en luna menguante, las patatas deben sembrarse en luna menguante, las lechugas sembrarlas en luna menguante con el fin de que no nos espiguen de forma rápida y en otoño las podemos sembrar en luna creciente.

Los champiñones salen algunos días después de luna nueva y es en luna creciente cuando hay más cosecha.

El césped lo cortaremos mejor en luna menguante si deseamos que no crezca muy rápido y en luna creciente si deseamos lo contrario.

COSECHAS

A modo general podemos decir por ejemplo que se consiguen mejores resultados cosechando en luna ascendente las hortalizas que crecen por encima del suelo y en luna descendente para los que crecen por debajo tierra como las raíces, patatas, boniatos, rabanitos, nabos, etc., evitando siempre el mal tiempo.

Los frutos cosechados en luna ascendente son más jugosos y ricos en energía y si se recolectan en luna ascendente el proceso de maduración se acelerará más.

Las frutas como fresas, albaricoques, ciruelos, cerezas o melocotones es preferible recolectarlos en luna creciente y ascendente, sin embargo las calabazas y calabacines es preferible recolectarlos en luna creciente, especialmente si las queremos conservar naturales en la despensa para el invierno.

Las plantas de raíz es preferible recolectarlas en luna menguante a excepción de los ajos, cebollas que prefieren la luna creciente. El momento mas recomendable es a primera hora del día en casi todas las cosechas.


TRABAJOS


Los drenajes en luna ascendente


Las zanjas mejor cavarlas en luna llena pues durán más tiempo sin desprenderse


El cuidado y arreglo de caminos es mejor realizarlo en luna menguante


No hay comentarios:

Publicar un comentario